sábado, 10 de octubre de 2015

El libro del sábado. La mancha humana. Philip Roth



"Las coacciones del decoro. La tiranía del decoro"

Tercera entrega de la trilogía americana que comenzara en la Pastoral Americana; toda una profunda zambullida  en el lago estadounidense que, bajo su superficie perfecta y de bellos colores, esconde múltiples engranajes oxidados que Roth se encarga de sacar a la luz y analizar demoradamente, fiel siempre a su estilo de círculos excéntricos que nos desvelan los múltiples pliegues que la realidad esconde (una verdadera papiroflexia literaria que captura sin remedio al lector).
En origen la novela plantea las múltiples imposturas (y profundos desamparos) que generó la sociedad de lo políticamente correcto de los 90 y su explosión en el famoso escándalo Lewinsky.
De la misma manera que una práctica sexual acabó con el prestigio del nuevo líder demócrata (el nuevo Kennedy), una frase desafortunada de lejano sabor racista acaba con la carrera de un decano prestigioso.
Tras su defenestración en la Universidad, Colleman dejará las puertas cada vez más abiertas a lo no políticamente correcto, emparejándose con una joven asistenta de la Universidad, iletrada y por completo ajena a su tradicional círculo de amistades.
La relación creará un complejo movimiento de repulsa de sus vecinos y familia que irán alejándose del antiguo decano intachable, padre de familia y profesor de literatura que llevaba una vida perfectamente organizada según los cánones correctos.

Pero si ya no fuera una novela extraordinarias con todo esto, Roth vuelve a hipnotizarnos y como un cirujano sin escrúpulos nos sigue desvelando nuevos secretos, mucho más terribles pero nunca conocidos: la negritud del protagonista (la de su familia, a la que termina por rechazar para conseguir una perfecta vida americana).
Enlaza así con Pastoral Americana y su estudio de las múltiples minorias que conforman los Estados Unidos. Si la primera versaba sobre los judíos, ésta novela lo hace sobre esa clase media negra que lucha ya no por los derechos sino por su identificación con el ideal yanki.
Junto a este grupo nos aparecerá otra nueva minoría, mucho más chirriante aún, la de los veteranos de Vietnam y su imposible encaje social al introducir su violencia (en Vietnam un rasgo de heroísmo) en algo insoportable en la sociedad civil.

Como puede verse una novela que serviría, a otros autores, para una carrera literaria completa que se desenrolla lentamente ante el lector.

Impresionante. 


La verdad acerca de nosotros mismos es interminable. Como lo son las mentiras





                                        ÍNDICES DE NARRATIVA

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada