miércoles, 14 de octubre de 2015

SAN CARLO BORROMEO. Impulsor de la Contrarreforma


Una de las figuras claves de la Contrarreforma (muy influida por los Ejercicios Espirituales de San Ignacio de Loyola) será este obispo de Milán, sobrino del Papa Pío IV, que intervendrá decisivamente en las últimas sesiones del Concilio de Trento.
En cuanto a su importancia, podríamos dividirla en tres grandes aspectos.
Por una parte, San Carlo será, desde su diócesis de Milán, uno de los primeros impulsores de las medidas establecidas en Trento acerca de la educación del clero (con una especial atención al Seminario diocesano que puso en manos de los jesuítas) y de la propia población, con la creación de numerosos colegios (Colegio Helvético para suizos católicos, Colegio Borromeo en Pavía; Colegio de Nobles de Milán; Universidad de Brera). 
Buscó también el perfeccionamiento espiritual del estamento religioso (con un férreo control de sus actividades, tanto privadas como públicos) y tuvo un amplio mecenazgo para todo tipo de instituciones sociales (asilo de arrepentidas, orfanatos, asilos nocturnos, lazaretos durante la peste de 1576).
Reliquia del corazón de San Carlo en San Carlo al Corso. Roma

Esta intensa vida pastoral le conllevará numerosos sinsabores (como encontrarse numerosas iglesias cerradas, como Santa María della Scala) e incluso intentos de asesinato (como el encargado por la Orden de los Humillados, mientras rezaba)
San Carlo Borromeo. Parroquia de San Nicolás. Sevilla

Una figura paralela a San Carlo en España será San Juan de Ribera, patriarca de Valencia, con el que mantendrá una dilatada relación epistolar.
Tumba de San Carlo en la Catedral de Milán

En segundo lugar, y como afirma Emile Mâle, San Carlo Borromeo, educado en los lujos de los palacios, vive y trabaja entre pobres, atendiéndolos personalmente en la peste que antes mencionábamos. 
San Carlo al Corso. San Carlo atendiendo a los apestados. Marata.
.
Se convierte así en el nuevo emblema de la caridad, uno de los temas centrales de la Contrarreforma que pretende volver a dar valor a las obras sobre la fe para conseguir la salvación (una lucha que Lutero había iniciado con su justificación por la fe)
.
San Carlo Borromeo dando la comunión a los enfermos de peste
Tomado de wikipedia
.
Comunión de los apestados. San Nicolás. Sevilla

Igual que San Juan de Dios o San Diego de Alcalá en España o San Vicente Paul en Francia, San Carlo Borromeo será representado una y otra vez en esta actitud de entrega al prójimo, convirtiéndose en un santo sumamente popular (tras su canonización le fueron dedicadas tres iglesias en Roma: San Carlo ai Catinari, San Carlo al Corso y San Carlo alle Quattro Fontane), siendo su culto muy extendido como patrono contra la peste

Derivado de esta actitud ante la enfermedad será uno de sus temas más populares, su procesión por las calles de Milán portando el santo clavo que conserva su catedral.
Procesión de San Carlo Borromeo. San Lorenzo in Lucina
.
San carlo Borromeo en procesión. Pietro da Cortona. San Carlo ai Catinari


Aunque no todos los autores mantienen este punto de vista positivo del santo que, como propulsor de Trento la Contrarreforma

Carlo Borromeo aniquiló el Renacimiento convirtiendo la tortura en la forma única de ejercer el cristianismo

San Carlo Borromeo en su visión de la Virgen y San Francisco de Alessandro Turqui (XVII) San Salvatore in Lauro

En el terreno artístico fue influencia fue aún mayor
Ya durante el concilio fue comisionado para la reforma de la música sacra, encargándole a Palestrina cuatro misas con los nuevas ideas contrarreformistas.
En el terreno de la arquitectura escribió sus Instructiones Fabricae et Supellectilis Ecclesiasticae, publicadas en 1577, que inspiró a numerosos autores, poniendo el acento en la pompa y solemnidad.

al componer, con estilo y grandeza, la fachada de la iglesia, el arquitecto debe hacerlo de modo que, sin aparecer en ella nada profano, sea todo lo espléndida que sea posible y conveniente a la santidad del lugar. 

Muchas  de  sus  ideas  (cruz  latina,  altares  en  naves laterales, amplitud de nave central...) se inspiran en la iglesia jesuita del Gesú




La popularidad de San Carlo irá pareja a otro santo coetáneo con el que mantuvo una profunda amistad, San Felipe Neri.

Apoteosis de San Carlo. Carlos Maratta. San Carlo al Corso.

Su primo, Federico Borromeo, será también un gran impulsor cultural, creador de la Biblioteca Ambrosiana y mecenas de Caravaggio.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada