domingo, 18 de noviembre de 2012

LO QUE EUROPA DEBE AL ISLAM DE ESPAÑA. Juan Vernet



Ahora que no corren buenos tiempos para la tolerancia y el entendimiento de culturas, no podría ser más oportuna la lectura de este verdadero clásico del arabista Juan Vernet. Un libro escrito en los años 70 y que sigue siendo tan vigente que el autor se ha negado a corregir nada de él.
En este tomo iremos encontrando, por riguroso orden cronológico, todo lo que supuso Al-Andalus en el terreno cultural. Y es que esta España islámica fue durante muchos siglos el último eslabón de una larga geografía que unían los vínculos comerciales, idiomáticos y religiosos, permitiendo la llegada de los avances técnicos producidos en China (piénsese en la pólvora, la seda o el papel) o la India (desde las naranjas al número cero).
Hasta aquí llegó toda la herencia grecolatina recopilada y puesta al día por las casas de la sabiduría de Bagdad o El Cairo. Vino toda una cultura del agua a la que tantos post ya le hemos dedicado, la revoluciónagrícola oriental o el pensamiento místico sufí que tanto influiría en nuestro posterior misticismo.
Sabores y olores venidos desde la Ruta de la seda y que hoy nos conforman el paladar (arroz y azafrán, ¿habría una paella sin ellos?), sonidos que serían la base del flamenco, léxico (desde el alcalde al ojalá) , costumbres, inventos (desde la brújula a los avances médicos)… Lo islámico conforman mucho más de lo que creemos nuestro ser español, pues tan españoles fueron Abulcasis como Pelayo, Averroes como Santo Domingo de Guzmán. Con el libro descubriremos la amplísima nómina de inteligencias (tan poco conocidas) que brotaron en Al-Andalus
Pero el autor no se limita (lo cual sería ya encomiable) a ver las influencias islámicas llegadas a Al Andalus, sino que nos muestra cómo desde aquí pasaron al resto de Europa por medio del comercio, de la Escuela de Traductores o los intercambios culturales, dándonos cuenta (casi de repente) que el europeísimo renacimiento hunde gran parte de sus raíces en el mundo islámico.
Como digo, fundamental para entender lo que debemos y compensar la balanza para no dejarnos llevar tan sólo por el tremendismo

                                            

No hay comentarios:

Publicar un comentario