lunes, 4 de marzo de 2013

EL CISMA DE OCCIDENTE

Durante casi cuarenta años (entre finales del XIV y princios del XV) la iglesia católica llegó a tener dos papas e, incluso, durante una década, tres. Aquí tienes un gráfico para que lo veas claramente
Tomado de Wikipedia

Todo comienza con el cambio de residencia de los Papas, de Roma a Avignon (en Francia) que había forzado el rey francés para controlar así la Iglesia.
Ante ello, en Roma se intenta buscar un papa italiano, que convivirá con el de Avignon.

Palacio de los Papas en Avignon
Tomado de Wikipedia

Para intentar solucionarlo se elegirá un tercer Papa (sin que los otros dejen el poder), el español llamado Papa Luna, que colocó su capital en Peñíscola.
Los distintos territorios, e incluso los santos, tomaron partido por uno u otro y esto se convirtió en un conflicto internacional (recuerda el poder ideológico que tenía la iglesia) en el momento menos oportuno (estamos en plena crisis del XIV con malas cosechas, hambre, guerras, peste..)
Peñíscola, última residencia del Papa Luna

Aunque el Cisma se terminó por arreglar, la Iglesia saldrá de él terriblemente debilitada y, unos cuantos años después, conducirá a que numerosos cristianos (Erasmo, Lutero, Calvino...) a que la critiquen y terminen por romperla en numerosas religiones (A eso se le llamará Reforma)

No hay comentarios:

Publicar un comentario