miércoles, 4 de mayo de 2016

LA OPERACIÓN OGRO. Cuando ETA asesinó a Carrero Blanco


En principio se quería hacer un secuestro para intercambiarlo por presos etarras, pero las circunstancias lo cambiaron todo.
Por una parte la muerte de Joseba (dirigente histórico de la ETA), por otra el ascenso de Carrero Blanco como presidente del gobierno y, por tanto, virtual sucesor de un Franco cada vez más deteriorado físicamente, hizo que el propio comando cambiara de planes. (La famosa operación Ogro)
                              Tomado de lacuevaboreal.blogspot.com.es
.
La preparación del magnicidio fue verdaderamente espectacular. El comando etarra alquiló un sótano en la calle Claudio Coello, realizando un túnel de siete metros por debajo de la calle que se llenó de dinamita.
Por esta zona el almirante pasaba con su coche después de escuchar misa en la iglesia aneja, siempre a la misma hora, o que les permitió a los etarras actuar con precisión (pasaron casi un año estudiando los horarios de Carrero Blanco).
El momento (1973) era especialmente tenso, con el inicio del juicio 1001 que sentaría en el banquillo a los principales dirigentes de los sindicatos clandestinos, mientras el cardenal Tarancón iniciaba un cambio radical en la iglesia, alejándose del régimen

Entre otras consecuencias, el atentado dejó sin sentido un franquismo sin Franco (como se pretendía), dejando el paso abierto a Juan Carlos I para ser el sucesor directo (y sin ningún tipo de tutelaje, como se quería hacer con la figura de Carrero Blanco) de Franco.

Lo que no queda esclarecido por completo es el papel que jugó EE UU en todo el atentado (o al menos en el silencio de sus posibles investigaciones), con la embajada a una manzana de distancia y una visita de Kissinguer en los días anteriores a éste. (Lo que resulta evidente es que a EE UU le interesaba, en este momento de la Guerra Fría, más una transición monárquica que una continuación de la dictadura)


Existe un magnífica película que se puede utilizar en clase, pues no solo narra todos los preparativos del asesinato sino que trata de forma rápida los orígenes del movimiento etarra y su posterior ruptura tras la Transición, las huelgas estudiantiles, los conflictos obreros y es, además, todo un perfecto reflejo de cómo era la vida cotidiana de este último franquismo





No hay comentarios:

Publicar un comentario