lunes, 16 de mayo de 2016

LAS FIESTAS BARROCAS DE VERSALLES


Tomado de wikipedia

Al igual que fuera la Plaza Mayor o los jardines del Buen Retiro en Madrid o la Piazza Navonna en Roma, durante el siglo XVII la monarquía absoluta se sirvió de distintos escenarios para celebrar grandes fiestas.
Con ellas, además de la diversión, se pretendía un claro objetivo político: demostrar el poder del rey que las financiaba. Un rey al que las fiestas normalmente hacían una continua propaganda.
Tomado de wikipedia

Frente a las públicas (como las de la Plaza Mayor o Plaza Navonna), las de Versalles eran unas fiestas privadas en las que el pueblo no tenía acceso (acaso muy lejanamente) y era la propia corte la que participaba en ellas.


De esta forma el poder se celebraba a sí mismo y (como decíamos, lejanamente) se hacía visible al pueblo, tan alejado socialmente de la cúspide del poder como se encontraban de sus bailes o sus fuegos artificiales.
La metáfora no podía ser más clara: una sociedad estamental estricta en donde su ápice se nos muestra a través de los sentidos y de forma desbordante, recurriendo a todo tipo de medios hasta formar un arte total (obras teatrales, fuegos de artificio, juegos de agua en las fuentes, mascaradas, desfiles nocturnos con luminarias, juegos de equitación, música, bailes, mascaradas con temas mitológicos, naumaquias...) En este vídeo puedes ver grabados de muchas de estas fiestas

.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada