lunes, 14 de noviembre de 2016

EL GHETO JUDIO DE VENECIA


El primer gueto del mundo se creó en Venecia en 1516, en el sestiere de Cannaregio.

Anteriormente (al menos desde finales del XIV) ya existía una comunidad judía (Gueto viejo) atraída por el carácter comercial de la ciudad. Se situaba junto a la fundición (geto en veneciano) del que tomará su nombre (una palabra que terminará por identificarse de forma mundial como barrio judío).

Ya en el siglo XVI fue admitida la comunidad de forma oficial (en gran parte gracias a sus contribuciones tras la Guerra de la Liga de Cambrai), asignándole el actual lugar (Gueto nuevo) separado del resto de la ciudad por dos canales en los que existían puentes con puertas, que se cerraban durante la noche. 



A cambio de fuertes tributos (y continuas amenazas de expulsión) la comunidad hebraica tenía derecho a practicar su religión y costumbres.
Campo del Gueto Nuovo

El escaso espacio disponible para una población cada vez más abundante (unas 4.000 personas en el siglo XVII)  hizo que se alzaran verdaderos rascacielos y calles estrechas.







Junto a ellos aparecen las distintas sinagogas (hasta cinco, cada una respetando las distintas variedades locales: 
Tedesca (1528),  Canton (1532),  Levantina (1538), Spagnola  (1555, reconstruida en 1654),  Italiana que se organizaron siguiendo el modelo de suole venecianas.
Sinagoga italiana
Sinagoga levantina
Sinagoga levantina (reformada por Longhena)

Sus actividades eran muy variadas, desde el comercio de productos básicos a especializados comercios de joyería, tiendas de empeño, prestamistas o médicos.

En 1797, Napoleón abrirá definitivamente las puertas del Gueto
Campo del Gueto Nuovo




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada