miércoles, 2 de abril de 2014

EL EXTERMINIO NAZI DE LOS JUDÍOS.


El antisemitismo (el odio a los judíos) no es posesión exclusiva del régimen nazi. Visigodos, almorávides o almohades, progroms antijudíos en la crisis del XIV, expulsión de los judíos de España por los Reyes Católicos en 1492...
Ya en el siglo XIX el caso más grande de antisemitismo se produjo en Francia, el caso Dreyfus, capitán del ejército acusado de espionaje, pero sobre todo por ser judío. El escándalo (azuzado por Zola en su famoso Yo acuso...) hizo que se falsificaran pruebas, poner en libertad al auténtico culpable...




Hitler recogió el antisemitismo de varias fuentes. 
Por una parte fue una respuesta emocional de su juventud, cuando en Viena era un joven sin oficio, vagabundo, que comenzó a odiar a los judíos porque entre ellos se encontraban grandes fortunas.

Con su llegada a Alemania recogió la teoría de la puñalada en la espalda que ya explicamos aquí, y durante su redacción de Mein Kamp comenzó a intentar demostrar sus actitudes (que muy pronto le darían muchos votos) basándose en una confusa mezcla de social-darwinismo (los individuos, como las especies, luchan entre sí para sobrevivir, sólo siendo el mejor adaptado, el que lo consiga) e ideas de Nietzsche (la moral del superhombre, con una idea de razas decadentes con moral de esclavos, los judíos, y otras triunfantes, la aria; debiendo gobernar las segundas sobre las primeras).
Alemanes, defiéndanse! No compren a los judíos!
Tomado de wikipedia

En la posterior crisis del 29, cuando el paro crecía, esta teoría (junto a la del espacio vital) será sumamente popular. De forma demagógica (igual que ocurre en la actualidad) se propone que el trabajo y la riqueza (tan escasos) deben ser para los verdaderos alemanes (la raza aria). Esto le supondrá numerosos apoyos entre las clases bajas y medias
Solo los ciudadanos pueden beneficiarse de los derechos cívicos. Para ser ciudadano, es necesario ser de sangre alemana, sin importar la religión. Ningún judío puede ser ciudadano.
Programa del Partido Nazi (1.920)

Tras el ascenso de Hitler al poder (1933) las leyes antisemitas se multiplican (aquí puedes verlas con detalle) a la vez que se creaban los campos de concentración y comenzaban las deportaciones de judíos (tanto alemanes como de los territorios conquistados antes de la guerra).

Este proceso culminará con las leyes de Nuremberg (1935) en donde se negaba la ciudadanía a los judíos, prohibían los matrimonios mixtos o ejercer el comercio o el ejercicio de oficios menores.

El acoso antisemita se multiplicó en la noche de los cristales rotos, el 9 de noviembre de 1938, una serie de ataques (calificados de "espontáneos") realizados por la SA y la Gestapo que destruyeron las sinagogas y dejando las calles llenas de cristales rotos de los escaparates de los judíos.



A partir del 39 se inician los guettos judíos (barrios obligatorios para ellos), así como portar la estrella amarilla en su indumentaria


Insignia oblitaria para los judíos
Tomado de wikipedia

Con el inicio de la guerra, la persecución hacia los judíos se extendió por los territorios conquistados (como Polonia).

A partir de 1941, Himmler plantea lo qeu se llamará Solución Final (la aniquilación completa y sistemática de todos los judíos), convirtiendo los campos de concentración en campos de exterminio, como puedes ver en este mapa

Tomado de wikipedia

El procedimiento es bien conocido.

Una vez introducidas las víctimas como si de ganado se tratara en la cámara de gas, los hombres de las SS que se encontraban sobre el techo de hormigón reforzado volcaban los botes de Zyklon-B en cuatro aberturas, derramando las bolitas a través de unos condutos con rejillas, lo cual hacía posible que las bolitas se disolviesen en un gas letal tan pronto como el calor corporal de las víctimas había elevado la temperatura del aire. Al cabo de veinte minutos aproximadamente, volvían a levantar los botes para eliminar la posibilidad de que todavía continuara saliendo gas, mientras se procedía a ventilar la cámara y un destacamento especial de prisioneros judíos llevaba los cadáveres a rastras hasta otra sala, les arrancaban los dientes y los empastes de oro, cortaban el cabello de las mujeres, les quitaban los anillos de oro, las gafas, las prótesis y demás impedimentos y ponían los cuerpos en montacargas que los subían al crematorio situado en la planta baja, donde eran introducidos en hornos crematorios y reducidos a cenizas. Los huesos que quedaban se desmenuzaban y las cenizas se utilizaban como fertilizante o se tiraban en los bosques y los arroyos de las inmediaciones.
Tomado de wikipedia


La matanza cambia según las fuentes, pero podemos establecerla entre 5 y 6 millones de personas, el 90% judíos, aunque también se mató a gitanos, homosexuales, enemigos políticos, discapacitados...





No hay comentarios:

Publicar un comentario