miércoles, 9 de abril de 2014

LA MINERÍA ANDALUSÍ EN LA ZONA DE VERA

Recojo las informaciones de Montserrat Menasanch de Tobaruela que puede consultarse aquí, para crear un pequeño resumen menos académico que pueda ser comprendido (y valorado) por un público mayor. Ese público que acude en masa a sus playas durante el verano y que por múltiples razones (entre ellas una nefasta política turística cultural y una señalización inexistente) no suelen conocer todos los valores que tienen en su entorno, como ya hicimos con una ruta turística por el valle de Almanzora
.

Toda esta zona ya contó con una fuerte actividad minera en la Edad de los Metales (especialmente vinculada a la cultura del Argar (como ya vimos en Fuente Alamillo) que se continuó en tiempos fenicios y romanos (véase  nuestro artículo dedicado a Villaricos).

Fuente Alamillo. Activo desde la Edad del Bronce y puesto en funcionamiento en el siglo IX

Sin embargo, y como menciona la autora, esta actividad desaparece (al menos en el registro arqueológico) durante los tiempos visigodos y primeros siglos de Al Andalus, retornándose a él entre los siglos IX y X en los que se registra un aumento poblacional y, en general, los emires empiezan a articular de forma más efectiva la economía de Sharq al Andalus a través de las nuevas ciudades portuarias (Pechina, Denia, Valencia…)

Escorias
.
La riqueza minera de la zona es abundante: minerales como la azurita y la malaquita se encuentran en las sierras Cabrera y de Almagro, y, sobre todo, algo más al Norte, en el llamado Cerro Minado de Huércal Overa. La galena se puede extraer de las dos sierras mencionadas, y también de sierra Almagrera y del yacimiento de Herrerías (Cuevas del Almanzora), uno de los más intensamente explotados en distintos periodos históricos, rico sobre todo en mineral de plata. Y minerales de hierro como hematita, siderita, pirita o limonita abundan en la sierra de Bédar y están presentes en la sierra de Almagro y en la mencionada Herrerías.

Fuente Alamillo
.
En un primer momento (siglo IX y X) las principales zonas de explotación se encuentran en zonas ya conocidas desde la prehistoria: Argar, Fuente Álamo, Herrerías (plata argentífera), vinculadas a un nuevo poblamiento en la zona: Baria, actual Vera, a la que se trasladan las funciones de capital antes radicadas en Villaricos (Baria romana, bizantina y visigoda)
.

Herrerías
.
En época taifa se añaden nuevos yacimientos: Cerro de Montroy (Villaricos), Cerro del Espíritu Santo (Vera), y Cabrera y Teresa (Turre).


Sierra Cabrera en donde se situaron las explotaciones de Cabrera y Turre, poblados que se mantuvieron en época morisca

Finalmente, y ya en época nazarí aparecen  Cerro Virtud y Terrera Ventura en Cuevas del Almanzora, y Cadímar, Cortijo El Gitano, Cortijo de Gatas, Cortijo del Olivar y Cortijo de la Cerca en Turre. 
Por último, la prospección de Mojácar la Vieja, en el valle del Aguas, y la mención de al-Idrisi a ‘Aqaba ^Saqir permiten situar el asentamiento en los siglos XII-XIII. (Y abandonado posiblemente en torno al XIV por la actual localización)


Mojacar al vieja (y su particular forma cónica) desde la Mojácar actual

No hay comentarios:

Publicar un comentario