viernes, 9 de mayo de 2014

LA ISLETA DEL MORO: VOLCANES Y PIRATAS


Donde ahora pasean los turistas, en este pequeñísimo pueblo en el Cabo de Gata, pasaron muchas cosas antes.
La primera hace millones de años. Tras la elevación de las Cordilleras Béticas por el movimiento Alpino, en la zona se produjeron fallas que dejaron escapar el magma creado por las enormes presiones y temperaturas de la orogenia.
Estas erupciones crearon una costa accidentada en donde, la erosión del mar ha ido erosionando, dejándonos ver sus diques (los conductos verticales por los que ascendía la lava).

Todas estas condiciones crearon pequeñas bahías abrigadas del viento que ya utilizaron fenicios y romanos para fondear.



Sin embargo, el nombre le vendrá de unos siglos después, cuando los piratas la tomaron como base de acción.

Eran los famosos berberiscos de los que ya hemos hablado aquí; muchos de ellos moriscos expulsados y mercenarios relacionados con el Imperio Otomano que asolaron el Mediterráneo en razzias rápidas y violentas.
De todos ellos, el más famoso fue Mohamed Arraez, que tal vez aquí tuvo su palacio y una calle aún le recuerda.

.

Esta piratería empezó a ser combatida por Felipe II y, un siglo después, por Carlos III, que creara el fuerte de los Escullos


No hay comentarios:

Publicar un comentario