sábado, 7 de septiembre de 2013

EL LIBRO SÁBADO. Baricco mister gywn.

                           

Fantástico, poético, demoledor.
En su último libro, Baricco, ha retornado a  sus esencias con toda la madurez que ya posee, y ha surgido una novela hermosa pero inquietante que habla de la literatura pero, sobre todo, del hombre y las formas en las que se intenta conocer.
Un escritor de prestigio escribe en el Guardian la lista de las 52 cosas que nunca volverá a hacer. Entre ellas está, en el último lugar de la lista, volver a escribir.
A partir de entonces comienza una segunda vida en la que va conociendo a nuevas personas hasta encontrar su verdadera vocación: hacer retratos… pero no con un pincel. Escribirá unos “alternativos retratos” de personas encerrado en su estudio, junto al retratado desnudo.
Si ya de por sí el argumento es maravilloso, en el último tercio, la novela dará un giro inesperado del que no deberíamos hablar, aunque sólo cuento que, de pronto, me encontré con el mejor Auster (el de la Trilogía de NY) escribiendo con la cadencia y la sintaxis del mejor Baricco.
Y qué decir de su forma de narrar, tan llena de elipsis, como ya comentamos en Seda, o de sus maravillosos personajes secundarios como la mujer que está muerta, el compositor de sinfonías para cañerías, el agente literario y su retrato (una escena dura y bellísima), los retratados…
En fin, que me había reservado para este verano el libro y la playa nunca me ha sabido tan bien.



No hay comentarios:

Publicar un comentario