miércoles, 20 de noviembre de 2013

DOS CARICATURAS DEL XVIII COMENTADAS. Sobre la sociedad estamental y el inicio de la revolución francesa


Esta representación (típicamente ilustrada) muestra la base de la sociedad estamental en el Antiguo Régimen.
Trata de reflejar cómo los no privilegiados, con su trabajo y esfuerzo (y por su puesto sus impuestos), sostienen a los privilegiados, la nobleza y el clero, y en general a toda la sociedad. 
Denuncia así la desigualdad de esta sociedad llamada estamental que se organiza en estamentos, rigiéndose por el nacimiento, lo que hace que sea radicalmente injusta. 

Realizado por Paula Sancho (4º ESO A, IES Miguel Delibes, Mejorada del Campo)
.
.
Esta imagen nos muestra que el Tercer Estado está debajo de la Nobleza y el Clero.
El Tercer Estado paga los impuestos y trabaja mucho para poder ganarse la vida y poder mantener a sus familias.
Por el contrario, el Clero solo  reza y tiene grandes cantidades de tieraas e impuestos especiales (diezmo).
 Luego, los Nobles viven un vida de antojos, pasándolo bien montando fiestas, siempre entre la riqueza y lujo, gracias a los impuestos del Tercer Estado.
Como comentaban los ilustrados, la diferencia y la injusticia que había en esta sociedad.
                                                                                           

  Iván González Ginés 4ºB (IES Miguel Delibes, Mejorada del Campo)     
.

En la imagen están representados los tres estamentos: pueblo, nobleza y clero. Al fondo se encuentra la Bastilla, escenario físico de la Revolución Francesa.

El personaje que aparece en el suelo simboliza al pueblo, la clase más baja, el Tercer Estado, que lleva la escarapela tricolor, símbolo de la Revolución Francesa. El autor le ha puesto en la mano unos grilletes que está rompiendo en símbolo de libertad. Con la otra mano tiene a su alcance las armas.

En la otra parte de la imagen vemos a otras dos figuras representando a la nobleza y al clero, dueños de la vida del Tercer Estado hasta ese momento.
Les han dibujado con muestras de asombro y miedo, al darse cuenta de que el pueblo ha encontrado la manera de rebelarse y poner fin a tantas injusticias.
Por parte del Rey, por miedo, le cede todo el poder a la Asamblea. Se impone una constitución por la Asamblea en la cual la nobleza y el clero van a pagar impuestos y el Rey no va a tener poder absoluto.


Realizado por Irene Ramiro (4º B IES Miguel Delibes, Mejorada del Campo)


No hay comentarios:

Publicar un comentario