martes, 12 de noviembre de 2013

EL PROCESO DE MOMIFICACIÓN

Momia 

Para alcanzar la inmortalidad los egipcios elaboraron rituales y procedimientos para conservar el cuerpo del difunto. Eso era el embalsamamiento o momificación.

EL PROCESO DE MOMIFICACIÓN

Se lavaba el cuerpo y después los sacerdotes extraían el cerebro con un gancho a través de la nariz. 
Extraían también los órganos internos, que se conservaban en los VASOS CANOPOS.


El cuerpo se dejaba durante cuarenta días en natrón, una sal que lo secaba a fondo.
Después con mum, una sustancia oscura y pegajosa compuesta por RESINAS y PERFUMES y se envolvía en vendas de lino  mojadas en ungüentos.
Entre las vendas se escondían AMULETOS VALIOSOs, llamados escarabeos .


Escarabeos vistos por delante y detrás, en donde se escribían fórmulas rituales

Sobre el rostro de la momia se colocaba una máscara que reproducía sus rasgos.

Entonces la momia se depositaba en un SARCÓRFAGO.
Los egipcios creían que conservando el cuerpo del difunto su alma (ká) encontraría refugio en él, sobreviviendo durante toda la eternidad. Por eso colocaba cerca de la momia todo aquello que podría utilizar en el más allá (ajuar funerario), y también unas estatuas especiales llamadas OUSEBTI, que representan a los siervos del difunto.


Artículo realizado por Alba Gómez Ruiz (1º ESO C, IES Miguel Delibes, Mejorada del Campo)

No hay comentarios:

Publicar un comentario