lunes, 17 de marzo de 2014

Comentario de texto. DECLARACIÓN DEL GOBIERNO PROVISIONAL RUSO. 1917

“El gobierno cree que el espíritu de profundo patriotismo manifestado durante la lucha contra el antiguo régimen inspirará a nuestros valientes soldados en los campos de batalla. Por su parte, hará cuanto esté en su mano para proveer de lo necesario al ejército a fin de llevar la guerra a su final victorioso. El gobierno considerará como sagradas las alianzas que nos ligan con unas potencias y respetará puntualmente los acuerdos firmados con nuestros aliados.
Paralelamente a las medidas que se tomen para defender al país del enemigo exterior, el gobierno considerará como objetivo esencial suyo permitir que se exprese la voluntad popular en lo que concierne a la elección de un régimen político y convocará la Asamblea Constituyente en el plazo más breve posible sobre la base del sufragio universal directo, igual y secreto (...). La Asamblea Constituyente promulgará las leyes fundamentales que garanticen los inalienables derechos del país a la justicia, la libertad y la igualdad.

Primera declaración del Gobierno Provisional. 7 de marzo de 1917.

CLASIFICACIÓN
Nos encontramos con un texto histórico circunstancial de contenido político cuyo autor es colectivo (el gobierno provisional surgido en febrero de 1917 tras la abdicación del zar, compuesto por eseritas y kadets con el apoyo de mencheviques)
El destinatario es público, siendo un documento primario (escrito por los propios protagonistas de los hechos)

ANÁLISIS

El texto desarrolla dos grandes ideas.
Por una parte se refiere a la participación de Rusia en la I Guerra Mundial, asegurando a sus aliados (Inglaterra y Francia), que el nuevo gobierno es partidario de seguir en ella como una forma de patriotismo y de cumplimiento de sus acuerdos internacionales. Añade, además, que intentará eliminar los problemas del ejército ruso, invirtiendo cuanto sea necesario.

Por otra parte nos encontramos una típica declaración liberal (burguesa) sobre los cambios políticos que han de sucederse tras la abdicación del zar. Ideas típicas de la ilustración como la creación de una Constitución, sufragio universal directo, igual y secreto inalienables derechos del país a la justicia, la libertad y la igualdad. (Palabras y términos que repiten el discurso típicamente decimonónico, iniciado en la Independencia de Estados Unidos y seguido en la Revolución Francesa o distintas constituciones liberales posteriores).

COMENTARIO

Nos encontramos en uno de los momentos decisivos de la revolución rusa: 1917.
Como ya había predicho Lenin, la guerra (la I Guerra Mundial) se había convertido en un verdadero acelerador de la historia, aumentando el malestar de obreros, campesinos y soldados (cada uno de estos colectivos por distintas razones relacionadas con ella y que se pueden ver aquí), que habían iniciado una serie de huelgas generales y revueltas que acabarían con la abdicación del zar y la creación de un Gobierno Provisional, precisamente el autor de este texto en el que se nos anuncian sus principales ejes de actuación.

Como ya hemos visto en el análisis, los componentes de este gobierno (fundamentalmente burgueses, aunque con distintas tendencias: kadets, eseritas...) plantean la creación de un sistema liberalista apoyado en las ideas ilustradas que les acercase políticamente a los modelos de sus aliados (Inglaterra y Francia) e instaurase un liberalismo burgués tras la monarquía absoluta del zar (un proceso que hemos ido viendo en la Europa decimonónica y que en Rusia, mucho más atrasada económica y socialmente, se produce casi con un siglo de atraso).

Íntimamente ligado con lo anterior, el Gobierno Provisional declara su intención de mantenerse en la I Guerra Mundial, apelando a sentimientos patrióticos.
Esto no nos debe extrañar, pues en el fondo, se trata de mantener las alianzas con Francia e Inglaterra (la Triple Entente) que, a su vez, eran unas fuertes relaciones económicas (ambos países eran, desde tiempos zaristas, los socios capitalistas de la incipiente revolución industrial que se generó en la Rusia europea).

Ante estas ideas, y con los mencheviques apoyándolas en su intento de reunir influencia en la Duma y dar paso a su plan de cambios políticos, Lenin y los bolcheviques iniciarán su ataque frontal.
Éste comenzará con las famosas tesis de abril de Lenin y sus tierras, pan y paz, aquí y ahora. Su posición, radical tanto ante la guerra como a las reformas liberales del Gobiernos provisional, serán las bases en donde se asiente la revolución de octubre de este mismo año que derrocará al gobierno de Kerensky e iniciará el sistema comunista, con cambios económicos (como la nacionalización de los grandes bancos) como políticos (firma del armisticio de  Brest Litovst  on el que Rusia saldrá de la I Guerra Mundial)
Sin embargo, muy pronto, la revolución tendrá que superar una terrible prueba, la de una guerra civil contra los mismos autores del texto (apoyados por Inglaterra y Francia). Una larga y terrible guerra que el ejército rojo, mejor organizado y que lucha por sus propios intereses, terminará ganando

CONCLUSIÓN
El texto nos plantea el intento de una revolución liberal en Rusia que, combatido por Lenin, terminará convirtiéndose en el primer paso de otra marxista, mejor dirigida y apoyada mayoritariamente por la población (frente a una burguesía escasa y débil y unos mencheviques que pierden el tren de la historia apoyando a sus propios enemigos de clase).
.





No hay comentarios:

Publicar un comentario