jueves, 31 de octubre de 2013

LA DIPLOMACIA Y POLÍTICA, INVENTOS RENACENTISTAS

El Renacimiento no sólo fue arte. Aunque algunas veces se nos olvide hay literatura, filología (Poggio), cartografía (el famoso Toscanelli), ciencia (Copérnico), medicina (Servet) , matemáticas (Pacioli) magia (Paracelso) y por supuesto, política (Maquiavelo, Castilglione)
Dentro de la política uno de los aspectos que más se desarrolló fue la diplomacia.
Maquiavelo

Se debe a la multitud de estados que componían Italia, siempre en un equilibrio sumamente inestable (Los estados Vaticanos, Venecia, Nápoles,  Florencia, Milán y otros menores como Mantua, Padua, Ferrara, Urbino...). Ninguno de ellos tenía el poder para controlar a los demás y era imprescindible crear alianzas y apoyos para los distintos problemas que iban surgiendo (entre ellos el mantener abierto los caminos del comercio del que dependían gran parte de los estados)
Y esto es realmente la diplomacia, una especie de gran juego de apoyos y disputas con otros estados buscando el beneficio propio.
Primero Venecia y luego el Papado fueron los pioneros, aunque serán Lorenzo el Magnífico, Federico de Montelfeltro y Federico Sforza los grandes hombres que refinaron al arte de la diplomacia.
Lorenzo el Magnífico

Para conseguir estos acuerdos se recurría a cualquier tipo de método. Era muy habitual utilizar a escritores y artistas (como el caso de Leonardo o Petrarca) o sus obras como una forma de establecer relaciones (Lorenzo el Magnífico utilizaba su galería de Antigüedades para establecer encuentros).
Importante también era el nepotismo (poner en cargos de las instituciones a la propia familia), como ya vimos que hacía la Iglesia y los distintos príncipes (los Medicis trabajaron durante casi medio siglo para conseguir el Papado para su familia). De la misma forma, y como ya vimos en el caso de los Reyes Católicos, la política matrimonial (casar a los hijos con hijos de otras familias reinantes) fue sumamente habitual.

Batalla de San Romano. Paolo Ucello
Tomado de http://es.wikipedia.org/wiki/Batalla_de_San_Romano

Dentro de la diplomacia se encontraba también el recurso a la guerra (muy local durante el XV), que se utilizaba como un arma más, aunque más importante que obtener la victoria, las guerras se hacían para presionar en las negociaciones, siendo sus destrozos bastante moderados hasta que los grandes imperios (España y Francia) entraran en la política italiana en el siglo XVI. (Miguel Ángel o Leonardo trabajaron en la creación de murallas e ingenios de guerra para sus mecenas)


Ingenio de guerra. Leonardo da Vinci

También se utilizaba el asesinato. Con buenos ejemplos en el mundo romano al que tanto admiraban, Leonardo envenenó los frutales para asesinar a condottiero de Milán y escribió esto en sus apuntes
Al escoger el veneno se debe tener en cuenta lo que se busca conseguir. Los hay que causan estornudos, otros que producen convulsiones y otros incluso la muerte (...) 
Leonardo da Vinci. Apuntes de Cocina


Distintos poderes (Papado, Nápoles, Pazzi, tal vez Federico de Montefeltro) idearon una conjura para asesinar a los Medicis en una misa en la Catedral de Florencia (es la famosa conjura de los Pazzi, base de varias novelas históricas, como Quattrocento de Susana Fortes).
.
Alejando VII (Rodrigo Borja), posiblemente envenenado junto a su hijo César Borgia

Llegó a tal sofisticación el arte de la política y la diplomacia que durante el Renacimiento se escribieron dos de los tratados más importantes de la historia: El Príncipe de Maquiavelo (dedicado a los Medicis florentinos) y el Cortesano de Castilglione.



No hay comentarios:

Publicar un comentario