viernes, 4 de octubre de 2013

LOS TRATADOS DE UTRECH-RASTATT


El final de la Guerra de Sucesión española que vimos aquí supone todo un cambio de poderes en Europa sancionado en los tratados de Utrech-Rastatt (1713)
España, pese a mantener parte de su Imperio, pasa a ser un Imperio de 2ª categoría, profundamente influido por Francia.
Frente al poder francés se opone el austriaco, quedando ambos en equilibrio.
Como árbitro de este equilibrio, y ya claramente 1º potencia marítima, quedará Gran Bretaña.


Tomado  de 
.
La más perjudicada es España, que pierde territorio en favor de las potencias extranjeras
Austria: Países Bajos españoles, Milán, Nápoles y Cerdeña.
Saboya: Sicilia (que cambiará por Cerdeña).

Inglaterra: Gibraltar y Menorca (posteriormente recuperada), el asiento de esclavos (control del mercado de mano esclava negra a América) y Navío de Permiso (un barco anual para comerciar con la América hispana)

No hay comentarios:

Publicar un comentario